LA DEA LUCHA CONTRA LA PRODUCCIÓN MASIVA DE LA DROGA “MOON ROCKS”

dea-250x141Cuando se considera lo extensa y difícil que es la guerra contra las drogas, algo que siempre ha sido un desafío para los funcionarios de la Administración para el Control de Drogas (DEA*) es estar al tanto de las nuevas fórmulas en la fabricación de drogas.

Hay, drogas, por supuesto, de origen natural como la heroína, la cocaína y la marihuana, pero también hay una amplia variedad de drogas sintéticas, como la metanfetamina, que deben ser combatidas con el fin de lograr una sociedad más sana. Pero, ¿qué sucede cuando los fabricantes de drogas constantemente hacen cambios sutiles a sus fórmulas con el fin de detener los esfuerzos dela DEA?

Moon Rocks

Moon Rocks (Rocas Lunares), que también se conoce como Spice, K2, Skunk o marihuana sintética, es una sustancia peligrosa que altera la mente producida en laboratorios de drogas y que ha subido en popularidad en los últimos diez años. Gracias a los cambios constantes de la fórmula y del marketing inteligente, esta droga esta siempre a un paso por delante de los esfuerzos de la Administración de Control de Drogas para detener su producción y venta. Moon Rocks se produce principalmente en laboratorios subterráneos gigantes, principalmente en China, lo que regularmente resulta en miles de libras de este producto químico peligroso. Apenas la semana pasada la DEA arrestó a un hombre que estaba conduciendo un laboratorio el cual presuntamente estaba produciendo productos químicos de más o menos el setenta por ciento de todas las Moon Rocks que se venden en los Estados Unidos.

Con frecuencia Moon Rocks se comercializa como una alternativa más segura que la marihuana tradicional, cuando en realidad es una sustancia química bastante peligrosa y puede llegar a ser mortal. Parecen hierbas en un paquete brillante, y es a menudo engañosamente etiquetado como “Popurrí” o “fertilizante” y “no aptas para el consumo humano” en un esfuerzo por eludir las leyes que impiden su venta. Los intentos de la DEA para controlar la producción y venta de esta droga dependen en gran medida de la restricción de la venta de ciertos productos químicos utilizados en la fabricación de esta droga. Sin embargo, los fabricantes responden a este “desafío” cambiando muy rápidamente los ingredientes, mientras producen la droga en cantidades tan enormes, que los funcionarios contra las drogas simplemente no pueden mantener el ritmo.

Algunos informes indican que las drogas como Moon Rocks, o marihuana sintética, han sido responsables de la muerte de alrededor de mil estadounidenses desde el 2009. Aún más alarmante es el hecho de que muchas de estas personas eran estudiantes de secundaria.

La Producción de Moon Rocks

La producción de Moon Rocks, o marihuana sintética, comienza con productos químicos en polvo. Las drogas son luego empaquetados en bolsas grandes y enviadas a los Estados Unidos en grandes contenedores que a menudo son etiquetados como “fertilizante” o “solvente industrial” con el fin de engañar a los funcionarios de la DEA.

Una vez que las drogas llegan a los Estados Unidos, son compradas por mayoristas. Los productos químicos en polvo son disueltos con acetona o alcohol, y luego lo vierten sobre materia vegetal seca antes de ser envasado en bolsitas de plástico metálico brillante para su venta. A pesar de que estas bolsitas estan etiquetadas como “no aptas para el consumo humano”, las compran con la intención exacta de enrollar y fumar el contenido.

Un Problema Mortal

La Asociación Americana de Centros de Control de Envenenamiento ha declarado que sólo en este año, los centros de toxicología han recibido informes de más de tres mil quinientas exposiciones a productos de marihuana sintética. Los expertos advierten que la etiqueta de “marihuana sintética” es peligrosa, ya que estas drogas pueden producir efectos muy diferentes a los de la marihuana, y pueden ser hasta cien veces más potentes que la marihuana natural. Los principales ingredientes psicoactivos de la marihuana sintética se unen a los receptores CB1* del cerebro, y pueden causar desde convulsiones a psicosis en el consumidor. Es mejor dejar a un lado esta droga mortal.

DEA – Drug Enforcement Administration
CB1 – Receptor cannabinoide localizado principalmente en el cerebro
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: