El Círculo Vicioso de la Adicción

perdida-300x200

Los familiares de una persona adicta ven con horror a su ser querido destruirse a sí mismo con las drogas o con la bebida. El daño es obvio para ellos. Su salud está en declive. Su moral y su ética han desaparecido o ya casi no existen. Muchas veces, ocurren actos criminales, tales como la venta de drogas, robos, asaltos o algo peor. Su familia ya no está o están a punto de irse, tal vez le quitaron a sus hijos. Todo lo que era valioso para la persona es cosa del pasado. “¿Cómo puede hacerse esto a sí mismo? Y nosotros?” Se preguntan los familiares.

Y entonces ¿cómo puede seguir drogándose o bebiendo? Ya ha tenido una sobredosis o pérdida de conocimiento o tal vez su vida ya no le importa, esta descuidado.

Este deterioro es doloroso, como lo es el temor de que algo más peligroso vaya a suceder.

¿Cómo es posible que se haga esto a sí mismo? Él era tan inteligente y tenía una vida tan llena de promesas. ¿Es que no ve lo que se está haciendo a sí mismo?

Ese es el problema. En un alto grado, no lo ve. ¿Por qué es esto?

 

Razones de porque el abuso de Drogas puede y debe continuar

Las drogas reducen la conciencia. Esto incluye todas las drogas, hasta aquellas que podrían ser necesarias por razones médicas o terapéuticas. (En los casos médicos, la necesidad temporal de la droga reduce el lado negativo de la misma).

El alcohol, los analgésicos, la marihuana, los medicamentos contra la ansiedad como el Valium o el Xanax, el Spice, la metanfetamina, el éxtasis y otros, todos ellos disminuyen el estado de conciencia de la persona de una u otra manera. Puede ser que sea la conciencia del dolor físico. Pero también podría ser la conciencia de los problemas en la vida que deben ser tratadas. O podría ser que las propias inhibiciones se redujeran artificialmente y pudieran conducir a decisiones impulsivas y peligrosas.

A medida que la persona continua consumiendo drogas, también acumula un historial de actos que causan culpa. Se hace daño a sí mismo, puede abusar o descuidar a sus hijos o a su cónyuge. Muchas personas roban cosas de sus casas o de las casas de familiares o amigos. Y hacen cosas peores. Su culpa finalmente llega a niveles de dolor aplastante. Pero las drogas mantienen a distancia la conciencia de la culpa.

El cuerpo también agota sus reservas normales de nutrientes. Pierde vitaminas B y minerales, ya sea debido a un estilo de vida deficiente o por el efecto tóxico de las mismas sustancias que consume. A medida que el cuerpo se vuelve más y más disfuncional, sufrirá malestares, dolores y debilidad. Estas deficiencias afectan también a su mente, arrastrando hacia abajo a su estado de ánimo.

Y estan los efectos secundarios de las drogas mismas. En los analgésicos, estos incluyen cansancio, debilidad, falta de aliento, depresión y dolor de estómago. Con los estimulantes, podría ser dolor de cabeza, debilidad, ansiedad, paranoia.

Pero su droga de elección, o cualquier droga que puede tener en sus manos si su droga preferida no está disponible, hace que los malestares, los dolores y la culpa desaparezcan. Los efectos mentales todavía pueden estar presentes pero no los va a notar mientras este bajo el efecto de la droga o puede pensar que son normales. Así, el círculo vicioso de la adicción continúa.

Esta es la forma en que una persona puede estar en el proceso de destruir todo lo que ama, pero sigue usando drogas o bebiendo.

 

A veces la persona adicta ve el daño

Hay excepciones. A veces, la persona adicta ve el daño que esta ocurriendo y se horroriza. Tal vez le ruegue a la familia que lo ayude. Pero cuando los síntomas de la abstinencia entran en acción y las ansias por la droga se hacen abrumadores, por lo general recurre al uso de la sustancia adictiva en lugar de buscar ayuda.

Esto puede explicar por qué después que las familias han contactado un centro de rehabilitación para su ser querido, el se va y no regresa por semanas o meses.

También explica por qué el retirarse de las drogas es tan difícil. A medida que los efectos de las drogas desaparecen, todos estos problemas, dolores y culpabilidad regresan con toda su fuerza. Añádele a eso las intensas ansias por las drogas, y sí, la persona va a ser golpeada por mucho más de lo que puede controlar por sí misma.

Cuando una persona pasa por la retirada en un centro Narconon, se le dan generosas dosis de suplementos nutricionales para ayudar al cuerpo a que comience a reconstruirse y para subirle el estado de ánimo. Asistencia física – algo como masajes ligeros pero más precisos – calman el cuerpo. Acciones de reorientación suaves calman la mente y ayudan a la persona a darse cuenta de que ahora está en un lugar de recuperación seguro.

Después de la fase de la retirada, el programa Narconon ofrece una desintoxicación completa que mucha gente dice alivia la ansiedad, y luego la capacitación en habilidades para la vida que enseña a cada persona cómo superar la culpa y la subsecuente depresión.

Ayudar a una persona adicta a liberarse de este círculo vicioso es frustrante y angustiante. Esta información puede ayudar a la familia a entender la situación en la que ellos y sus seres queridos están. Cuando la familia entiende este fenómeno, la adicción es un poco menos misteriosa y la familia puede estar un poco mejor preparada para tomar medidas para salvar la vida de esa persona.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: