¿Es la adicción culpable de la violencia doméstica?

violencia-y-drogas.300x200Una investigación publicada recientemente por la Universidad de Michigan reveló un hecho alarmante. 1 de cada 5 hombres en los Estados Unidos admiten haber sido violentos con su pareja en algún momento. El estudio se realizó en una parte de la población con el fin de representar a la nación en su conjunto, poniendo la atención en un aspecto perturbador de las relaciones domésticas en la sociedad estadounidense. Fue publicado por el Journal of the American Board of Family Medicine, utilizando datos recogidos desde el 2001 hasta el 2003 y estará disponible en la National Comorbidity Survey-Replication (NCS-R), la cual incluyó las respuestas de la encuesta de alrededor de 10.000 personas a nivel nacional.

Los datos de la NCS-R fueron especialmente valiosos para los investigadores de la Universidad de Michigan por el hecho de que se basa en encuestas que incluyen preguntas sobre la violencia doméstica y las características compartidas por los hombres que cometen este tipo de abusos. Un objetivo importante del estudio, más allá de establecer la prevalencia de la violencia doméstica, era determinar cuáles eran factores, y si eran factores comunes entre los perpetradores, en un esfuerzo por mejorar la capacidad de detectar y prevenir el abuso y la violencia. Se encontró que el insomnio y el síndrome de irritación del intestino eran dos condiciones médicas comunes entre los autores de violencia doméstica, así como el tener una historia de haber experimentado o de haber sido testigo de violencia en el hogar. El abuso de sustancias también se descubrió que era un importante factor común entre los autores de la violencia doméstica.

 

Un nuevo estudio arroja luz sobre las causas del abuso doméstico

El estudio de la Universidad de Michigan es valioso por la luz que arroja sobre las causas y prevalencia de la violencia doméstica, pero la noticia de que el abuso de sustancias es un factor importante en situaciones en las que tales abusos se producen ya estaba bien establecido. Por ejemplo, un informe del Departamento de Justicia de los Estados Unidos reveló que el 61% de las personas arrestadas por violencia doméstica sufren de algún tipo de trastorno a causa del abuso de sustancias, y el Departamento de Justicia sostiene que más del 50% de los asesinatos en casos de violencia doméstica son perpetrados por personas que estaban bebiendo alcohol en el momento del homicidio.

La National Coalition Against Domestic Violence (Coalición Nacional Contra la Violencia Doméstica) ofrece una hoja de datos integral sobre el tema, con la información de respaldo sobre las citas, que proporciona una fuerte evidencia de la relación entre las drogas y el alcohol y la violencia doméstica. La relación incluye la prevalencia de abuso de sustancias entre los autores, así como las víctimas de la violencia doméstica. No sólo el abuso de sustancias hace más probable que una persona cometa algún tipo de abuso doméstico, pero los que sufren de violencia doméstica de alguna forma también son más propensos a empezar a beber o consumir drogas como una forma de auto-medicarse para la depresión y para el trauma que padecen. En muchos casos, ambas partes beben demasiado o consumen drogas, atrapándose mutuamente en un ciclo de abuso.

La violencia doméstica y el abuso de sustancias se alimentan entre sí y garantiza que la situación se perpetuará. Cualquiera que haya sido la que ocurrió primero en una situación dada, la persona que comete el abuso doméstico a menudo recurre a las drogas o al alcohol como una forma de escapar de la vergüenza y del arrepentimiento que siente por lo que ha hecho. A menudo, el hecho de estar embriagado o drogado hace que sea más probable que la persona cometa abusos nuevamente, y luego ofrezca una excusa de por qué él o ella no es realmente responsable de la situación.

Un programa de rehabilitación eficaz debe tener en cuenta estos mecanismos, con medidas para que la persona supere el arrepentimiento y la culpa que siente por el pasado. Este también debería incluir la formación o capacitación sobre la manera de cómo mejorar sus relaciones con otras personas y cómo resolver situaciones difíciles con el fin de evitar conflictos en el futuro. El programa Narconon hace todas estas cosas y más, y es uno de los programas más eficaces de rehabilitación de drogas disponibles gracias a este hecho.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: