El efecto del alcohol en los pulmones, en el cerebro y en los bebés

El efecto del alcohol en los pulmones, en el cerebro y en los bebés

Pulmones

pulmones

Tal vez usted no sepa que los pulmones sufren estrés por el consumo de alcohol. Está emergiendo una nueva evidencia que muestra que el alcohol puede crear cambios en los pulmones, incluso en los pulmones de una persona joven, que dañan la salud, mucho antes de que se presente daño a otros órganos como la hepatitis. Estudios recientes muestran que el consumo crónico de alcohol da como resultado un aumento de tres a cuatro veces mayor en el síndrome de dificultad respiratoria aguda, una enfermedad que tiene una tasa de un 40% a un 50% de mortalidad.

Si una persona tiene la mala suerte de sufrir un accidente de tráfico o una caída después de beber, la probabilidad de daño a los pulmones es mucho mayor de lo habitual.

Una persona que está inconsciente por una sobredosis de alcohol puede vomitar y luego inhalar el material vomitado en los pulmones. El material aspirado a menudo causa neumonía. Para un bebedor crónico, la neumonía es más a menudo una enfermedad mortal. Sus pulmones tienen menos capcidad de combatir infecciones como la neumonía, por lo tanto, la tasa de mortalidad es más alta entre los alcohólicos. La mortalidad puede ocurrir dentro de las 24 horas de su ingreso a un hospital.

 

El Cerebro y la Mente

cerebro

Si bien cualquier persona que bebe sabe que el alcohol tiene un efecto inmediato en el estado de ánimo y en las emociones, pueden no darse cuenta de los efectos a largo plazo que la droga tiene sobre su propia capacidad mental. Los efectos dañinos del consumo excesivo de alcohol en el cerebro y la mente son extensos y muchos son duraderos.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo, aproximadamente la mitad de los 20 millones de alcohólicos en los EE.UU. sufren de deficiencias en su capacidad para aprender, pensar, comprender y resolver problemas. En el extremo más grave de la escala, es una amnesia inducida por el alcohol y la demencia que requiere de un cuidado a tiempo completo. En el extremo menos grave de la escala, el daño inducido por el alcohol puede tener estas formas:

  • Envejecimiento prematuro
  • Atrofia y contracción cerebral acompañada por pérdidas de memoria y pérdidas cognitivas
  • La falta de respuesta a los estímulos ambientales o emocionales
  • Depresión
  • Trastornos del sueño
  • Fatiga
  • Dificultad para resolver problemas o para planificación
  • Ataxia – dificultad para caminar y mantener el equilibrio
  • Entumecimiento u hormigueo en las extremidades

 

Daño emocional o de comportamiento relacionado al daño cerebral causado por el alcohol incluyen:

  • Agresión
  • Malhumor
  • Falta de motivación
  • Falta de higiene
  • Poco control emocional

 

El daño es particularmente grave para los jóvenes cuyos cerebros aún no han terminado de desarrollarse (25 años y menores).

Cuando una persona sufre de enfermedad hepática relacionada con el alcohol, esta condición puede causar un trastorno cerebral potencialmente fatal llamada encefalopatía hepática. Esta condición cambia la personalidad de una persona, puede causar ansiedad, depresión, sacudir o sacudidas de las manos, e incluso estado de coma que puede ser fatal.

Cuando el daño cerebral no está demasiado avanzado, dejar de beber y vivir un estilo de vida más saludable puede revertir algunos o muchos de los problemas.

 

Embarazo

feto

Los bebés absorben el alcohol que bebe la madre, pero sus hígados no lo pueden procesar. Tendrán la misma concentración de alcohol en la sangre que la madre.

El alcohol es tan bien conocido por causar defectos de nacimiento que la condición de los bebés deformados por la droga tiene su propio nombre: Síndrome de Alcoholismo Fetal SAF. Los bebés que nacen con SAF son notablemente más pequeños que otros bebés, tienen rasgos faciales anormales y sus cerebros pueden ser más pequeños. Cuando crecen, a menudo tienen problemas de comportamiento y de aprendizaje. Sus habilidades motoras están deterioradas – pueden carecer de tono muscular y tienen mala coordinación. Son también probables los defectos del corazón. La afección puede ser leve o severa.

Las mujeres embarazadas que beben también tienen más abortos involuntarios y mortinatos que lo normal y tienen un mayor riesgo de parto prematuro.

Si su ser querido está bebiendo mucho, ahora puede ver que los problemas van mucho más allá de la simple embriaguez o del mal comportamiento cuando esta ebrio. Existe un daño real físico que él o ella está sufriendo y que empeora cada día a medida que le vierte más alcohol en su sistema.

Por desgracia, un alcohólico generalmente se niega a ver su propio problema y rechaza los ofrecimientos de ayuda. Ahora usted tiene la motivación para sobrepasar esta negativa y lograr que su ser querido vaya rehabilitación para acabar con su consumo excesivo de alcohol.

Si usted es padre de un joven que está bebiendo mucho, aunque sea de vez en cuando, ahora está armado con un montón de información para proporcionar una educación que puede ayudarle a llevar este abuso de sustancias a su fin.

http://espanol.narconon.org/consumo-de-drogas/abuso-alcohol/riesgos-organos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: