El Corazón y los órganos abdominales sufren daños severos por el abuso del alcohol

El Corazón y los órganos abdominales sufren daños severos por el abuso del alcohol

El Corazón

corazon

No muchas personas saben que el consumo excesivo del alcohol contribuye altamente a enfermedades del corazón. Después de anos de consumo de alcohol, del corazón de la persona se debilita y se alarga. Es imposible bombear suficiente sangre a través de un corazón como éste por lo que otros órganos sufren falta de oxígeno. Esta condición se conoce como cardiomiopatía.

Incluso demasiado alcohol bebido en una sola ocasión puede dañar el funcionamiento del corazón. De beber moderadamente a un consumo excesivo de alcohol o beber mucho alcohol puede resultar en un ritmo cardíaco irregular llamado fibrilación auricular (FA), la cual puede durar minutos o días. Si es breve, la AF puede no ser grave. Si perdura, puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular o conducir a una insuficiencia cardíaca.

El consumo excesivo de alcohol durante un período de años está directamente asociada con la insuficiencia cardíaca congestiva que se evidencia por la falta de aire, hinchazón de las extremidades, el agrandamiento del corazón y, finalmente, el daño fibroso para el corazón que puede conducir a la muerte.

Aunque hay pruebas de que el consumo moderado de alcohol puede traer beneficios para la salud del corazón, el uso excesivo está asociado con un mayor riesgo de enfermedades del corazón, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular debido a daños en el músculo cardíaco.

El estómago y el esófago: No es difícil comprender que el alcohol dañaría al estómago y al sistema digestivo. Después de todo, este es el primer sistema que tiene que contener y absorber el alcohol. La presencia de esta sustancia química en el estómago daña y estrecha el esófago, lo que puede hacer difícil tragar los alimentos, y contribuye al reflujo gastroesofágico, lo que hace que los ácidos del estómago se salpiquen hacia el esófago, causando ardor y dolor. Hay mas probabilidades de cáncer de esófago.

Los tejidos donde el esófago se une al estómago pueden llegar a estar tan dañado que se rasgan y sangran. Este desgarro puede sanar por sí solo, pero si es grave, puede sangrar tanto que se necesita cirugía y transfusiones. Una persona que sufre también de la cirrosis tiene un mayor riesgo de tener episodios repetidos de sangrado.

El estómago puede inflamarse, a lo cual es referido como gastritis. Cuando la gastritis se vuelve crónica, se pueden desarrollar úlceras o cáncer de estómago.

 

El Páncreas

pancreas

El páncreas produce insulina y enzimas digestivas que permiten a la persona digerir los alimentos. El consumo excesivo de alcohol puede causar inflamación aguda (de corta duración) llamada pancreatitis que puede resolverse con ajustes en la dieta y en el estilo de vida, particularmente, dejando el consumo de alcohol. El consumo prolongado de alcohol puede causar pancreatitis crónica, que puede ser potencialmente mortal.

Durante una pancreatitis crónica, pueden morir partes del páncreas, lo que conduce a abscesos e infecciones que se pueden propagar por todo el abdomen. La muerte de los tejidos del páncreas libera las enzimas digestivas en el abdomen que crean una reacción en cadena de la destrucción de órganos. Este colapso de órganos resulta en la muerte del paciente.

Daños menos graves en el páncreas también pueden causar diabetes y malnutrición, un problema común en los alcohólicos.

 

Los Riñones

rinones

Además de la clase de colapso de órganos provocada por la pancreatitis, la función renal se altera directamente por la presencia de alcohol. El consumo de alcohol altera el equilibrio correcto de agua y minerales en el cuerpo, lo cual es particularmente peligroso para una persona con lesión o enfermedad hepática. Este desequilibrio puede causar convulsiones o una caída severa en el azúcar en la sangre. Los alcohólicos de mucho tiempo tienden a mostrar signos de deshidratación debido a la alteración de la función renal.

La tendencia de consumo de alcohol para elevar la presión sanguínea puede dañar los delicados tejidos de los riñones. Esta es la principal causa de la insuficiencia renal.

Incluso, los pulmones de la persona son afectados por el consumo excesivo de alcohol, como lo muestra nueva evidencia. Y cuando su cerebro está dañado por el alcohol, no se pueden corregir todos los problemas simplemente dejando de consumir alcohol.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: