Entendiendo las toxicomanías

Entendiendo las toxicomanías

Cuando una persona se vuelve adicto a la heroína, a la metanfetamina, al alcohol, al OxyContin o a cualquiera de la larga lista de drogas adictivas, su vida cambia de una manera que una persona que no es adicta tendrá dificultades para comprender. Para un adicto, la siguiente inyección de heroína, esa próxima bebida, esa metanfetamina, es tan importante como la respiración o como la próxima comida.

Para muchos adictos cualquier cosa aparte de la adicción – la escuela, el trabajo, la casa, incluso el bienestar de sus hijos – simplemente se escapa de la vista. Es por eso que un adicto se vuelve capaz de encerrar a sus hijos en un armario, mientras sale a la calle para conseguir las drogas, o incluso de dejar de darles de comer. O cómo una mujer puede vender su cuerpo para obtener su próxima dosis.

Para una madre o un padre, una esposa o un amigo cercano, es extremadamente difícil comprender la desesperación que impulsa a un adicto. El alivio cuando encuentras a alguien que realmente entiende la adicción y cómo la adicción se puede superar, puede ser enorme. Es un momento difícil para estar solo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: